loader
menu
circdetarragona_AD
circdetarragona_AD
circdetarragona_AD

El caso Bretón y la presunción de inocencia

Ruben Viñuales Opinió dimarts, 30 de juliol de 2013

Mucho se ha escrito sobre el llamado “Caso Bretón”. Lo cierto es que pocas veces como en este caso la presunción de inocencia ha sido tan vilipendiada cayendo tanto medios de comunicación, poderes públicos y ciudadanos en el peligroso mundo de los juicios paralelos o, como en este caso, en las condenas anticipadas.

No quiero que piensen que defiendo o justifico a personas que realizan actos de ese tipo, los cuales merecen recibir todo aquel castigo que la Ley prevea para tal supuesto, pero sí creo que hay algo por encima de todo y todos, el imperio de la Ley. Y dentro de este Imperio de la Ley está un principio básico que debe regir absolutamente todos y cada uno de los pasos que da la Justicia en el camino de un proceso judicial de ámbito penal: La presunción de Inocencia.

Todos tenemos una idea de qué significa este término. Resumiendo sería aquel derecho que tenemos todos a ser considerados inocentes mientras no se demuestre lo contrario, y es justo ahí, en la expresión “mientras no se demuestre lo contrario” donde radica la mayor problemática siendo un claro ejemplo el “Caso Bretón”.

Nadie ha podido escapar a este juicio mediático por el amplio seguimiento que ha recibido en todo tipo de medios de comunicación fruto de lo brutal del mismo y la edad y parentesco de las víctimas con su presunto autor, uniendo a ello la falta de hallazgo indubitado de los cuerpos de esos pobres niños.

¿Cómo defender a un padre al cual acusan de matar salvajemente a sus hijos de tan corta edad? ¿ Cómo sentarse delante de tal ser y hablar con él de tu a tu de cara a la preparación de una estrategia de defensa? Pero olvidamos algo, ¿acaso había sido juzgado cuando en todos los medios ya se le denominaba asesino?

Desconozco si fue el Sr. Bretón quien efectivamente asesinó a esos pobres niños que ningún mal podían haber hecho en este cruel mundo. ¿Pero el Jurado sí ha podido llegar a esa certeza?

Lo cierto que el propio Magistrado reconoce que la prueba incriminatoria principal obrante es totalmente INDICIARIA. No existe prueba directa que determine la autoría del Sr. Bretón siendo meros indicios que han llevado a los miembros del Jurado a la certeza moral de que él mató a sus hijos para después quemarlos.

La pregunta es, ¿Se puede condenar a una persona por meras pruebas indiciarias? Jurídicamente es posible siempre que sean indicios de suficiente entidad como para que vistos con perspectiva lleven a tal categórica afirmación en relación a los elementos periféricos que obren en la causa. Siempre pongo un ejemplo claro a mis clientes para que entiendan este concepto: Les dibujo en un papel en blanco dos puntos uno a cada extremo y les digo que dibujen una línea lo más recta posible entre ambos puntos. Lógicamente la línea no es del todo recta. Después les hago repetir el mismo ejercicio pero esta vez he dibujado entre esos dos alejados puntos una serie de puntitos en la línea imaginaria que sería la recta entre ambos puntos. Esta vez la línea deviene casi recta de manera perfecta.

Pues esto son las pruebas indiciarias, dos solas no pueden llevar a dibujar una línea recta que inequívocamente suponga trazar la línea que desvirtúa la presunción de inocencia y conlleve su condena, pero si hay muchas pruebas indiciarias unidas y en perspectiva lógica e inequívocamente acusatoria que pueden conllevar la traza de esa línea recta perfecta es cuando podremos afirmar que objetivamente suponen prueba de cargo.

En el caso que nos ocupa no se pudo determinar como presuntamente mató a los niños, ni si los huesos encontrados en la finca de “Las quemadas” eran de sus hijos. Se basa de manera demasiado insistente en las testificales de la familia materna y, curiosamente, en las testificales de los agentes de la policía que custodiaron en algún momento al Sr. Bretón.

Lo cierto es que en los cortes del juicio que se podían ver en los telediarios siempre era una pregunta del Ministerio Fiscal o Acusación particular alusivo a cómo reaccionó el Sr. Bretón cuando encontraron los huesos o bien cuando le rompían paredes en su domicilio en la entrada y registro, o bien si en una ocasión propuso al policía que le custodiaba de ir a un club de alterne. La respuesta siempre era idéntica: “No reaccionó” o bien “ reaccionó de manera fría” o “ Se lo tomó como si nada”.

¿ Acaso el mero hecho de que una persona no reaccione como las normas sociales estandarizadas consideran normal ya presupone su culpabilidad? Ha habido grandes defectos en la instrucción de esta causa como lo alusivo al informe forense de los huesos encontrados en la finca “Las quemadas”, la cadena de custodia ha estado en entredicho, etc.

No se puede permitir que si el Sr. Bretón es culpable por una mala instrucción quede en libertad, el Sistema no puede permitir que quede un culpable en libertad por la negligencia o falta de diligencia debida de las Autoridades pero aún menos se puede permitir un Sistema que por alarma social o presión mediática condene a un ciudadano sin pruebas de suficiente entidad.

Sé que esta opinión tendrá amplias críticas pero, como siempre, les ruego que se abstraigan de juicios de valor nacidos de la visceralidad y traten de entender otro punto de vista distinto y que muchas veces no se entiende desde fuera del mundo jurídico, si bien les dejo una frase que muchas veces repetimos los Letrados no sé si por creencia certera o por apaciguamiento de nuestras conciencias:

“ El Sistema se puede permitir 100 culpables en la calle, pero no se puede permitir ni 1 solo inocente en prisión”


Ruben Viñuales
Ruben ViñualesAdvocat i professor de la URV
circdetarragona_AD
circdetarragona_AD

Comentaris

circdetarragona
Anterior
Següent
Per tal de poder millorar els nostres serveis utilitzem cookies de tercers. Si continua navegant considerarem que accepta la seva utilització. Més informació aquí. Tancar