loader
menu
circdetarragona_AD
circdetarragona_AD
circdetarragona_AD

Cuestión de talla

Pablo Alcaraz Opinió dimecres, 22 de gener de 2014

Les quiero explicar la historia de una chica de 25 años, 2 licenciaturas y 3 idiomas. Anda buscando trabajo, a poder ser (y hoy en día es demasiado) de lo suyo. Como es consciente de que, por mucho que la prima de riesgo baje, eso no tiene pinta de suceder, alterna trabajos de dependienta. Que no es que uno tenga nada en contra de las dependientas, ellas me alegran muchas de mis compras, pero cuando se sacó las 2 carreras no tenía como objetivo aconsejar la nueva colonia de Armani o indicar que este año se lleva el verde pistacho.

No hace mucho la llamaron para ofrecerle un trabajo de fines de semana. Consistía en promocionar una marca de café en los supermercados. Como George Clooney pero no tan bien pagado. La oferta le llegó a través de una tercera persona que la había recomendado y había ofrecido sus datos a la agencia de azafatas. Así que suena el teléfono y ella pensando que tendría café gratis durante 4 fines de semana y unos cuantos euros que llevarse al bolsillo, le explica a la mujer de recursos humanos, la Risto Mejide cafetera, que le puede enviar el currículum en ese mismo momento y que está disponible para ya.

Se produce un silencio al otro lado de la línea y la gran pregunta: ...“¿Cuánto mides?” La protagonista de la historia duda y le da una altitud aproximada a lo que la Mejide hace un sonido de desaprobación y con tono lastimoso, cómo dándole el pésame por ser bajita, le dice que es necesario medir aproximadamente 1’68.

Que uno ya entiende que para promocionar cafés es mejor una sonrisa que un Máster en Harvard. Lo que me desconcierta son los 168 centímetros, que desde Sarkozy no había visto a nadie tan obsesionado con la talla, que le llega a decir que mide 1’80 y la señora se pone a hacer la ola.

Seguramente más de uno pensará que es normal, que para promocionar algo, para estar de cara al público, es mejor tener una presencia importante que no estudios acreditados. Y si es alta mejor, que así se verá de más lejos. Pero la intención es reflejar lo que la anécdota nos muestra. El fondo. Una metáfora de país. Pensar, por ejemplo, en como se debe sentir alguien que sabe que actualmente tiene más opciones de conseguir trabajo si borra del currículum sus medallas, los estudios superiores, que no si muestra con todo su esplendor el fruto de su esfuerzo.

Gran parte de los de mi quinta y de los que vienen por detrás han llegado a la conclusión de que lo mejor es tener 2 cartas y enseñar la que se cree va a gustar más. Una táctica de ligoteo de toda la vida adaptada al mundo profesional. Qué quieres que te diga que eso es lo que voy a decir. ¿Qué currículum quieres? ¿El filtrado o el sin filtrar?

Un amigo lo llevaba al extremo, no lo de la ocupación, sí lo del apareamiento, y se presentaba como arquitecto, cuando para él escuadra y cartabón eran términos más propios del fútbol que de la arquitectura. La cosa le funcionó un tiempo, hasta que dio con una arquitecta de verdad.

Una encargada de una tienda me explicaba que ella a las licenciadas no las elegía porque sabía que el trabajo que ofrecía no era el ideal de esas chicas y que en cuanto tuviesen la oportunidad se irían con otro. Esa misma encargada tenía carrera y postgrado. Y cuando hice hincapié en eso, en la contradicción, en el sin sentido, se encogió de hombros y me lo resumió de la manera más franca posible: “Las cosas están así”.


Pablo Alcaraz
Pablo AlcarazPeriodista d'Onda Cero TGN
circdetarragona_AD
circdetarragona_AD

Comentaris

circdetarragona
Anterior
Següent
Per tal de poder millorar els nostres serveis utilitzem cookies de tercers. Si continua navegant considerarem que accepta la seva utilització. Més informació aquí. Tancar